Actuality

El Hermitage, sobre ruedas

A falta de poco más de un mes para que Carles Gaig tome el relieve al equipo de Nandu Jubany en la cocina del Hotel Hermitage de Andorra, el proyecto de los dos chefs alternándose en los fogones se ha revelado como un auténtico éxito. La cocina de Jubany, coordinada por Matias Coll, no sólo se limita a los restaurantes Origens i Arrels, sino que también llega a pie de pista con el restaurante Sol i Neu, además de los desayunos del hotel y el servicio de habitaciones. Se trata de un proyecto gastronómico integral que ha recibido alabanzas por parte de numerosos críticos, que han pasado por el establecimiento durante la temporada de esquí. Entre otros, este jueves Xavier Agulló publicaba a El Economista un elogioso artículo a la iniciativa conjunta de Gaig y Jubany, “un homenaje a la cocina catalana contemporánea”, y al “arrebato suculento y vibrante, con toques finos” de las cartas. También Pau Arenós, en su artículo de este viernes al suplemento de El Periódico, califica Jubany y Gaig de “chefs residentes” del Hermitage, “un rectángulo del buen gusto a pie de remontador”. El equipo Jubany cerrará la primera temporada en el Hermitage el próximo 15 de abril, cuando Carles Gaig tomará el testigo para iniciar su stage en el establecimiento andorrano.

Can Jubany elabora sus productos de cerdo

En la misma línea de trabajar para ofrecer productos de proximidad y de gran calidad, Can Jubany elabora sus propios productos del cerdo. Por esto el equipo Jubany ha participado este mes de febrero en la tradicional matanza del cerdo, después de la cual han preparado embutidos (como el bull o la longaniza), butifarras y panceta, entre otros productos. En total, 250 kilos de carne de cerdo que los comensales de Can Jubany ya pueden empezar a degustar.

Descubre las nuevas sorpresas de Can Jubany

Tradición, innovación y esfuerzo. Esta es la mezcla que define la experiencia gastronómica que proponen en Can Jubany y que entienden más allá de la propia gastronomía. El espacio del nuevo restaurante, la presentación del plato, el trato del equipo Jubany... Todo forma parte de la pasió que sienten por su trabajo y que se transforma en una experiencia gastronómica inolvidable. En la cocinca de Can Jubany se mezclan la experiencia de la tradición con el esfuerzo constante por reinventar. El pequeño huerto de verduritas que se sirve de aperitivo, la careta de cerdo transformada en crujientes formas o la sopa escaldada con infusión de gambas que se prepara ante el cliente son algunas de las novedades en que el producto, la presentación y la preparación reinventan la tradición llevada a la mesa. Las nuevas técnicas culinarias sumadas a una presentación original y divertida en la mesa consiguen que la gastronomía se convierta en una caja de sorpresas, en una experiencia inolvidable en que las raíces de la gastronomía se sienten en el paladar.

< 1 2 3 4 5 6 7 8 9 >