Blog

Cerramos etapa en el Sport Hotel Hermitage de Andorra

Es imposible resumir todos los momentos increíbles que hemos vivido durante estos 8 años con la familia Calbó y todo el equipo del Hermitage, de Andorra.

Empiezo dando las gracias a Carles Gaig por su empuje al principio, liderado por mi jefe de cocina Maties Coll y toda la gente que nos ha ayudado a hacer grande este sueño; tomando el relevo Fran Jiménez, ofreciendo aún más para conseguir el reto que nos habíamos marcado: crear una experiencia inolvidable. A Hideki Matsuhisa, un profesional increíble y una persona que enamora. A todos, muchas gracias por ayudarnos tanto a conseguir este gran objetivo.

Podría nombrar muchas personas que han puesto todo su saber, el corazón y el alma si ha hecho falta, pero seguro que me olvidaría de alguien y no sería justo.

Mi sensación es de haber disfrutado mucho. Luchando por un objetivo común, con ilusión y sin descanso, y en compañía de grandes personas y grandes profesionales que me dejan unos maravillosos recuerdos que serán míos para siempre.

Nosotros hemos decidido dar un paso al lado y emprender otro camino, pero seguro que la gran familia Hermitage seguirá con la misma ilusión y profesionalidad un camino hacia un futuro lleno de éxitos.