Blog

El Dakar entre ceja y ceja

Los que me conocéis sabéis que, además de la cocina, hay otra cosa que también me vuelve loco: las motos. Durante mi juventud competí con éxito. Y aunque las lesiones me apartaron del primer nivel y la cocina se ha convertido en mi dedicación principal, las motos han seguido siendo una fiel compañía en mis momentos de ocio.

No puedo evitar sentir lo que siento cuando subo a una moto y doy gas a fondo. Es adrenalina pura, no sé cómo decirlo. Me expreso mejor en la cocina que con las palabras, pero seguro que me entendéis cuando digo que como amante de las motos, ir al Dakar para mí sería una de las experiencias más especiales de mi vida.

Hace tiempo que hablo con gente que ha ido y gente que quisiera ir, y todos coincidieron en que es una auténtica pasada. Así que cojo el reto: ¡en 2017, veréis a Nandu en la línea de salida!

Y lo hago por mí y por todos aquellos que sueñan con poder estar. Pero sobre todo iré al Dakar con un objetivo solidario: aprovechar toda la repercusión mediática que pueda tener para dar la máxima difusión al Proyecto ARI, una iniciativa que recauda fondos a favor del tratamiento e investigación de la leucemia.

Y como el tiempo no se detiene... ya tengo encima el primer gran reto del proyecto Nandu Dakar: correr la Abu Dhabi Desert Challenge! Seis días de competición, del 2 al 7 de abril, que me llevarán por las exigentes dunas de los Emiratos Árabes. Aquí el objetivo principal es terminar la carrera. Si llego a la meta ya tendré la certificación necesaria para participar al Dakar.

title_blog_79

text_blog_79

title_blog_32

text_blog_32

title_blog_96

text_blog_96

title_blog_80

text_blog_80

< 1 2 >